IN MEMORIAM

Se suele decir que todas las despedidas son tristes. Cuando la despedida se torna en definitiva, más que triste, se convierte en amarga.

Si antes nos faltó con gran pesar «nuestro» César, esta semana nos toca la penosa tarea de despedir a otro socio, a otro amigo. Sabemos que no nos volverá a acompañar en nuestras salidas ni en nuestros viajes y vamos a echar en falta su afabilidad.

Siempre servicial, siempre amistoso, siempre creando ambiente agradable, él y su perrro Ringo nunca faltaban a las citas de Senderuela. Últimamente, desde el inicio de la pandemia, se le veía menos; conocíamos su prudencia, lo que no sospechábamos era que estaba pendiente de una operación, una fatídica operación, de la que ya no saldría con bien.

Queremos manifestar desde estas páginas el sentimiento de pesar que nos embarga y acompañar a Maruja y a toda su familia, como antes lo hicimos con Fina, en el duelo por la ausencia.

Descansa en paz, Manolito, y allá donde estés sigue velando junto con César por nosotros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s